Yo me quedo en casa

Estimadas clientas y amigas, os escribo para comunicaros que debido a las circunstancias extraordinarias en las que nos encontramos, en las que todos tenemos que ser responsables, nuestra tienda Online no va a realizar envíos hasta nuevo aviso. La salud de todos los que trabajamos en Anekke, de las personas que hacen que lleguen los paquetitos a vuestras casas y vosotras mismas es la única prioridad. 

Por este motivo os escribo desde mi casa con Towanda en los pies, un montón de libros y películas esperándome, una mantita y una caja de galletas. Porque #yomequedoencasa #contowanda. Es responsabilidad de todos poner de nuestra parte para controlar la propagación del Corona Virus, algo que estoy segura que con la colaboración de todos, pronto habremos conseguido.

Mientras tanto mi equipo va a seguir a vuestra disposición trabajando desde su casa, por lo que podréis realizar vuestros pedidos o consultas y os atenderán desde sus casas en el horario de atención al cliente habitual. Los pedidos se enviarán tan pronto como sea posible, y añadiremos en ellos un extra de amor por vuestra comprensión y colaboración. 

Quería aprovechar la ocasión para compartir una reflexión con todas vosotras, que cada día estáis al otro lado de la pantalla enviando vuestro cariño. Este momento va a ser histórico. Dentro de algunos años, en los colegios los profesores les contarán a los niños que vivimos una situación en la que cada uno tuvimos la oportunidad de sacar lo mejor de nosotros, de vivir con solidaridad, con empatía, en la que nos quedamos en casa por el bien colectivo. En el que cada noche salíamos a aplaudir a las ventanas a las personas que están trabajando. Porque queridas amigas, vamos a parar el virus, pero no el amor.

Aprovechad cada día, todas las que tengáis la oportunidad de trabajar desde casa, para reflexionar, para escuchar música o leer ese libro que aún no has empezado. También para tener la ocasión de disfrutar de tiempo de calidad con vuestra familia: para ayudar a vuestros hijos, sobrinos o nietos a estudiar en el salón, para enseñarle las fotos de cuando eras peque, para hacer con ellos esas galletas tan deliciosas o para dejarle a tu pareja una notita en la pantalla de su ordenador para desearle un buen día. Tampoco os olvidéis de vuestras mascotas, ellas también agradecerán un extra de cariño. Aprovechemos para valorar todo lo que tenemos y que muchas veces, por el ritmo del día a día, no hacemos. 

Para todas esas personas que estáis en vuestros puestos de trabajo: sanitarios, farmacias, servicios públicos, supermercados, transportistas… GRACIAS. Vosotros sois los verdaderos héroes de esta historia. Para todas las personas que esta situación está siendo complicada: os envío todo mi amor y apoyo. 

Gracias a todas y todos por vuestra comprensión. ¡Un enorme abrazo!

Anekke y Towanda